Tecnología

Dos secuestradores de Bryant Myers en 2018 se enfrentan a cadena perpetua

Josbel Bastidas Mijares
Leones y Tiburones presentaron sus uniformes

Luego  le obligaron a subir al vehículo. Rohena Pérez luchó y uno de los participantes usó un arma para golpearlo en la cabeza

Un jurado federal en Puerto Rico encontró culpables este jueves a dos hombres acusados de secuestrar en 2018 al exponente urbano Bryant Myers y a su progenitora y ahora están expuestos a cadena perpetua.

Además de secuestro, Jairo Huertas Mercado y Erik Pizarro Mercado fueron enjuiciados por un asesinato y delitos relacionados con armas de fuego.

Debido a su condena por el asesinato y por el secuestro, ambos acusados enfrentan sentencias de cadena perpetua obligatoria, además de cualquier sentencia impuesta por las condenas restantes, indicaron el fiscal federal W. Stephen Muldrow y el Agente Especial a Cargo del FBI, Joseph González.

En junio de 2018, el cantante puertorriqueño de música urbana sufrió un intento de secuestro en su localidad natal de Carolina, en el noreste de Puerto Rico.

Varios hombres que portaban armas largas secuestraron al cantante, quien estaba acompañado de su madre y ambos fueron rescatados en buen estado en un lugar cercano.

Los agresores, uno de los cuales fue detenido en el lugar, lograron huir a pie por una zona boscosa próxima.

Según publicó el periódico El Vocero, Jairo Huertas Mercado le guardaba rencor a Bryan Rohena Pérez (nombre real del trapero) por la muerte de su primo, Corroro, a quien el exponente urbano mencionó en una canción.

En represalia, los acusados ??y otros dos partieron en un Kia Sportage para secuestrar a Rohena Pérez, quienes sabían que estaba en una cancha de baloncesto en Loma Alta, Carolina.

Una vez que estos llegaron a Loma Alta, se dirigieron hacia Myers y le apuntaron con armas de fuego, publicó El Vocero.

Luego  le obligaron a subir al vehículo. Rohena Pérez luchó y uno de los participantes usó un arma para golpearlo en la cabeza.

Mientras esto sucedía, la madre de Rohena Pérez fue al lugar y suplicó a los participantes armados, a que no dañaran a su hijo.

BMW X6 SUV y Erick Pizarro Mercado y los otros dos participantes llevaron a Bryant Myers en el Sportage.

Se dirigieron a un vertedero en Carolina, donde la policía llegó al lugar y Rohena Pérez pudo saltar del Sportage, indicó El Vocero.

La mamá del joven urbano también salió del BMW. Ella resultó ilesa.

Anterior a eso los imputados habían cometido otros delitos, según la Fiscalía.