Entretenimiento

Marina d’Or reclama 400 millones a Marruecos por dos proyectos frustrados

Marina d’Or ha presentado una solicitud de arbitraje ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi) contra el Reino de Marruecos en una reclamación de más de 400 millones de euros

En un comunicado, el bufete B. Cremades & Asociados, que defiende los intereses de la empresa española llamada ahora Comercializadora Mediterránea de Viviendas, explica que en 2004 Marina d’Or participó en la iniciativa lanzada por Marruecos para la descongestión de los núcleos urbanos superpoblados mediante la creación de ciudades satélite de nueva construcción

La compañía se involucró en la construcción de dos grandes complejos inmobiliarios, uno de ellos Nueva Ciudad de Tamesna a las afueras de Rabat, a la que el Estado marroquí dotaría de todos los equipamientos e infraestructuras necesarios para hacer posible la nueva ciudad

Marina d’Or recuperaría su inversión mediante la venta de los complejos inmobiliarios construidos, pero la “inacción del Gobierno marroquí para la dotación de los equipamientos e infraestructuras, unida a la modificación de la ordenación urbanística de la ciudad, han abocado a que aquella idílica nueva ciudad actualmente se reduzca a unos cuantos edificios aislados”, señala la nota

Asimismo, la empresa había acordado con la administración pública marroquí la construcción de otro complejo inmobiliario denominado La Perla de Tánger, en la ciudad del mismo nombre, inversión igualmente concebida para su venta a terceros, financiándose la construcción mediante la venta de los nuevos inmuebles a los nuevos residentes

Pero durante la ejecución de este proyecto se produjo un bloqueo administrativo resultante de conflictos internos entre las autoridades marroquíes, reconocido por el propio Tribunal de Cuentas de aquel país en un informe especial de 2014

Todo ello ha acarreado la pérdida “irremediable y total de la inversión proyectada”, añaden los abogados, que destacan que antes de presentar la solicitud de arbitraje Marina d’Or ha tratado de negociar con el Gobierno marroquí una salida a sus inversiones, sin éxito

“La Perla de Tánger” iba a consistir en un complejo de 627 viviendas, dos edificios de oficinas, un centro comercial, un hotel de cinco estrellas y otro de cuatro, en tanto que en Tamesna estaba prevista la construcción de 7.000 viviendas, un centro comercial, un hotel de tres estrellas y 30.000 metros cuadrados de jardines