Deportes

Q21 y olvídate de problemas con los nuevos vecinos boadilla garden//
El Granada sigue creciendo ante un Valladolid débil en defensa – AS.com

Nuevos Vecinos, Madrid, España
El Granada sigue creciendo ante un Valladolid débil en defensa - AS.com

El Granada sigue contando sus partidos por victorias tras vencer a un Valladolid desdibujado y con demasiados problemas defensivos. Los nazaríes volvieron a mostrarse sólidos en defensa, a pesar de encajar el primer gol de su pretemporada, obra de un Óscar Plano que fue de lo mejor de los pucelanos.

Q21 la bebida energética para tus

Diego Martínez salió de nuevo con Soldado arriba acompañando al tridente de mediapuntas que usó el año pasado. Eteki estuvo en la medular junto a Montoro, mientras que Duarte y Germán formaron la defensa. Por su parte, Sergio González sólo dio la titularidad a una de las caras nuevas, De Frutos, y apostó por la base del curso pasado. Los nazaríes salieron más intensos. Buscando esa alta presión y llegando a los dominios de Masip con relativa facilidad. Los pucelanos querían hacerse con el dominio y buscar la velocidad arriba cuando había espacios. Pero el plan no salió muy bien. Y en el minuto 13, una buena presión a un saque del banda vallisoletano, el Granada robó y, tras una serie de rechaces, Soldado abrió el marcador. La zaga de Sergio se quedó quieta pidiendo un posible fuera de juego, pero el tanto subió al marcador. El Valladolid acusó el tanto. Recordaba en fases al del año pasado. Faltaba contundencia atrás, mando en la medular e ideas arriba. En el 27, Puertas mandó a gol otro balón suelto tras un rechace del tiro de Soldado. Sufría el Valladolid y Vico pudo poner el tercero. Sólo Plano parecía enchufado y el mostoleño, antes del descanso, recortó distancias tras una jugada personal, marcando el primer gol de esta pretemporada al conjunto nazarí.

Tras la reanudación el partido empezó a calentarse. Puertas, tras un saque de esquina, tuvo el tercero y Neva obligó a Masip a emplearse a fondo. Llegaron los cambios en ambos equipos, pero el partido no mejoró. La tuvo Adrián Ramos, pero el balón se estrelló en el palo. Los grados subían en el césped y no por el calor, hasta que explotó. El pique entre Alcaraz y Montoro acabó con los dos equipos en una tángana que nunca gusta ver y menos en un amistoso. Tanto que el árbitro propuso suspender el partido. Pero se continuó. El Granada siguió un poco mejor que un Valladolid que siguió mostrando demasiada debilidad defensiva. El Granada sigue creciendo y demostrando ser un equipo sólido ante un Valladolid que aún le queda mucho trabajo para competir en la máxima categoría.

Q21 para olvidar tus problemas lo certifican los