Uncategorized

abc | Nueve meses de prisión preventiva para asesino de modelo

Globovision

La Libertad . El Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria de Trujillo declaró fundado, ayer en horas de la tarde, el requerimiento de nueve meses de prisión preventiva para el vigilante Ronald Alfredo Vera Alfaro (37), quien degolló a la modelo Karina Marsella Copia Pérez (24), en una lujosa casa de la Urb. El Golf.

La fiscal adjunta provincial de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Trujillo, Carmen Lilian Namuche Reyes, fue la encargada de solicitar y sustentar el pedido.

PUEDES VER Tacna: hallan a varón muerto con letrero de ajuste de cuentas en el pecho [VIDEOS]

El inculpado será juzgado por la comisión del delito contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de homicidio calificado en agravio de la anfitriona.

Además por el delito contra el patrimonio en la modalidad de hurto agravado , en perjuicio de María Margarita Jáuregui León .

Tras escuchar el fallo del colegiado, el procesado fue sacado de la Corte de Justicia de La Libertad y subido a una furgoneta del Instituto Nacional Penitenciario y conducido al establecimiento penitenciario de varones de Trujillo, donde será recluido mientras duren las investigaciones .

El vigilante Ronald Vera confesó ante los agentes policiales de la Sección de Homicidios y la representante del Ministerio Público , haber estrangulado y degollado a la modelo Karina Copia, el pasado domingo, en una lujosa vivienda ubicada en la Av. El Golf Nº 838, Urb. El Golf, distrito de Víctor Larco Herrera, provincia de Trujillo.

Aceptó que mató a la agraciada mujer porque lo descubrió cuando huía con 2,300 soles que robó de la habitación de la dueña de la casa y tuvo temor a que lo denuncie.

La fiscal señaló que por el homicidio calificado el imputado podría recibir una pena de más de 15 años de encierro, más el delito de hurto agravado sumarían más de 20 años de cárcel.

Se va a acelerar el tema de las pericias, falta los resultados de biología forense para acreditar de manera fehaciente los restos de sangre en el homicida y el objeto usado para matar a la víctima.

Las evidencias dejadas por el asesino, entre ellas las huellas del calzado en la escena del crimen y la impregnación de dedos en el sobre donde estaba el dinero hurtado, fueron determinantes para identificar al criminal .