Entretenimiento

Esposa del General Baduel denuncia que tiene cuatro días sin recibir alimentos y sigue incomunicado

Nuevos Vecinos, Madrid, España

Cruz María de Baduel, en una carta enviada a los organismos e instituciones del derechos Humanos nacional e internacional, denunció que su esposo, el General Raúl Isaías Baduel, tiene cuatro días sin recibir alimentación.

Asimismo, que continúa en una situación de terrible incomunicación lo que califica de “secuestro” en un reclusorio aislado de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), bajo las órdenes del régimen de Nicolás Maduro.

Cruz María hizo un llamado a los organizaciones encargadas de velar por los Derechos Humanos para que hagan hincapié en los abusos que sufre el general.

A continuación la carta textualmente:

Dirigido a los Organismos e Instituciones de DDHH nivel nacional e internacional

En el día de ayer 28 de Julio 2019, en medio de emociones encontradas, aunado a las dudas nos fue posible a mi hijo Miguel de 16 años de edad y a mí, el visitar a mi esposo, el general en jefe en situación de retiro Raúl Isaías Baduel, después de una desaparición forzada que sumó varias semanas la cual se realizó en una sala de entrevistas del reclusorio de la Dgcim, ubicado en Policía Militar Fuerte Tiuna, en un cubículo a través de un vidrio grueso totalmente sellado y comunicándonos por medio de un teléfono que emite un sonido agudo que entorpece la comunicación; mi niña de 12 años de edad permaneció dentro del vehículo pues al llegar a la Policía Militar comenzó a temblar fuertemente y nos rogaba que no la obligaramos a bajarse, ya que ella tenía miedo a esos funcionarios de la Dgcim, obviamente ha vivido desde sus 2 años de edad una serie de situaciones bastantes estremecedoras al respecto.

Denuncio la violación sistemática y continuada de nuestros Derechos Humanos siendo mi esposo, un prisionero de conciencia. Entiendo su alimentación fue nula los primeros 4 días, ya que fue trasladado desde el Sebin de Plaza Venezuela, donde se encontraba en la tan renombrada “TUMBA” a la fuerza por órdenes superiores sin ninguna de sus pertenencias, permaneciendo SECUESTRADO por los organismos de seguridad del Estado venezolano.

Por lo tanto, agradezco a todos los organismos competentes de cumplimiento de la no violación a los Derechos Humanos sus buenos oficios y pido a Dios Todopoderoso cubra con su infinito amor a nuestra amada Venezuela e incentive la labor en quienes reposa la magna responsabilidad de hacer cumplir las leyes con verdadera equidad y sentido de justicia.

Cruz María de Baduel