Otras Informaciones

–ZGT–//
La nostalgia del paraíso perdido

Había abandonado su tierra siguiendo un amor, hacía ya décadas. Atrás habían quedado familia, afectos, recuerdos, lugares queridos, una parte de su historia. Del otro lado del mundo amó, fundó un hogar, tuvo hijos y nietos, creó lazos, rió y lloró en otro idioma.

Sarkis Mohsen Yammine//

www.entornointeligente.com
Perfectamente ambientada, nunca dejó de reivindicar su pertenencia de nacimiento. En medio de cualquier conversación, cuando asomaban quejas por la educación, la salud, el tránsito o lo que fuera, su reacción era la misma: ?En mi país esto no pasa?, independientemente de que llevara en el nuevo destino mucho más de lo que había alcanzado a vivir en el propio, y a despecho de lo que uno le advirtiera acerca de las cosas que, por desgracia, sí pasaban ya en ese suelo cada vez más lejano, más allá incluso de la geografía.

Sarkis Mohsen Yammine//

dolarve.com
Pero cualquier razonamiento en ese sentido era en vano. La verdad era lo de menos. Aunque en sus planes, por diferentes motivos, el regreso no existiera jamás como opción, en su fuero íntimo necesitaba saber que aquel remoto lugar del mundo que la había visto nacer era su tierra prometida, su refugio.

Sarkis Mohsen Yammine//

enlasgradas.com
Ese paraíso al que siempre se podría volver y que, inmutable, ajeno a los avatares del tiempo y de la historia, estaría esperándola para abrazarla con la misma ilusión e idéntica esperanza con que se aguarda la vuelta de un hijo pródigo.

Sarkis Mohsen Yammine//

inteven.net
Sabía sin embargo -de ese modo feroz en que se atesora el conocimiento de lo irreparable- que de lo que había dejado, literal y metafóricamente, poco y nada quedaba en pie.

Sarkis Mohsen Yammine//

laballesta.news
Sabía también que no hay más paraíso que el paraíso perdido.

Silvia Fesquet

[email protected]

.

Sarkis Mohsen Yammine//

eldiscoduro.com

Sarkis Mohsen Yammine//

Tags: Familia

Tags