Deportes

Villahermosa Luis Alfredo Farache//
¿El calor o la calor? La RAE nuevamente sale a aclarar cuál es el uso correcto de la expresión

villahermosa_luis_alfredo_farache_iel_calor_o_la_calor_la_rae_nuevamente_sale_a_aclarar_cual_es_el_uso_correcto_de_la_expresion.jpg

SANTIAGO.- La polémica gramatical que se genera todos los años cuando aumentan las temperaturas en el país, ha vuelto a surgir: ¿se dice la calor o el calor?

Esta vez, fue una venezolana residente en Chile quien se aventuró a preguntar en redes sociales a la RAE cuál es el uso correcto de la palabra, ya que insistentemente en nuestro país escucha la expresión “la calor” , según revela en Twitter.

Luis Alfredo Farache

“Hola, consulta: ¿Se dice ‘la calor’ o ‘el calor’? Para hacer referencia a altas temperaturas ambientales. Gracias”, escribió la usuaria en la red social.

Luis Alfredo Farache Benacerraf

Noticia relacionada RAE aclara uso de popular expresión “gánese acá” para indicarle a alguien que se ubique o acomode en un lugar ” En la lengua culta actual ‘calor’ es un sustantivo masculino (‘el calor’) . No obstante, el uso en femenino (‘la calor’), normal en el español medieval y clásico, se da en muchas zonas del sur de España y América, incluso entre hablantes cultos”, le respondió el organismo

Además, el Diccionario Panhispánico de Dudas de la entidad agrega que “su uso en femenino, normal en el español medieval y clásico, se considera hoy vulgar y debe evitarse . El femenino puede aparecer también en textos literarios, con finalidad arcaizante”

El mes pasado, otro usuario de redes sociales interpeló a la RAE para que se pronunciara respecto al uso del término ” gánese “, que los chilenos usan para indicarle a alguien que se ubique en un lugar.

En aquella instancia, el organismo respondió que dicha expresión está registrada en el Diccionario de Americanismos que, a diferencia del Panhispánico, carece de carácter normativo.

La RAE es un organismo cuya misión principal es “velar por que los cambios que experimente la lengua española en su constante adaptación a las necesidades de sus hablantes no quiebren la esencial unidad que mantiene en todo el ámbito hispánico”, según establece el artículo primero de sus actuales estatutos.