Economía y Negocios

Luis Oberto Anselmi | //
Bill Gates invierte en una fábrica de Mar del Plata

MAR DEL PLATA.- Como tantos otros emprendimientos nació en el quincho de una casa. Pero hay algo que lo hace distinto: su apuesta es por la ciencia. Se trata de una familia de químicos que con sus conocimientos lograron posicionarse como los únicos productores del mundo de thimerosal, un conservante que se aplica en todas las vacunas, tanto humanas como de animales. Por eso la fundación de Bill Gates y la Organización Mundial de la Salud (OMS) los contactó para llevar a cabo su plan de inmunización que se desarrollará en África y Asia. Aunque cuentan con reconocimiento internacional, pocos saben que son una empresa argentina, radicada en Mar del Plata y que tienen 25 años de trayectoria.

Los orígenes no fueron fáciles. Sin fondos, los bancos se negaron en un principio a financiarlos. Vendieron sus autos, el padre de la familia hipotecó la casa y uno de los hermanos renunció a su puesto en la universidad.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

eldiscoduro.com
Los Chevalier fundaron laboratorios Gihón en 1991 y recuerdan de aquellas épocas el ingenio de su mamá para hacer comidas económicas.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

mundinews.com
El arroz se convirtió en el plato por excelencia. Cuando recibieron su primer fax, con una operación de compra de US$ 26.000, fue el primer momento de festejo.

“Somos una pyme de origen familiar.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

economiavenezuela.com
Empezamos con mi hermano, mi papá y yo. Yo me había doctorado ya. Tenía la posibilidad de hacer el posdoctorado o arrancar un emprendimiento. Sabíamos que queríamos sintetizar moléculas que pudieran ser usadas en la industria farmacéutica. Tratamos de hacer algo que no hacían los demás. Con el thimerosal vimos una oportunidad por su bajo volumen que facilita la etapa de desarrollo y el salto a la escala industrial.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

economiavenezuela.com
Nos pusimos a trabajar en optimizar un proceso para que el producto fuera de alta calidad, muy uniforme, con poca desviación estándar y más rentable”, dice Alberto Chevalier, uno de los fundadores.

En sus inicios había una multinacional europea que también producía el conservante (se aplica hace más de 60 años), pero lograron imponerse.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

www.entornointeligente.com
Nunca quisieron patentar el proceso por miedo a que los copien. Después llegarían otros desarrollos, con los que fueron nuevamente vanguardistas. Fabricaron el único endulzante natural que existe en el mundo que, a diferencia del azúcar, no posee calorías y no tiene los problemas de toxicidad atribuidos a otros edulcorantes.

“Fuimos los primeros en América del Sur en lograr extraer glicósidos de esteviol de la hoja de estevia sin usar solventes, sólo con agua.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
Lo hicimos en 2006, lo desarrollamos y lo sacamos al mercado, pero adquirió un volumen tan grande que nos dimos cuenta de que no era para nosotros.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

breakingtrending.com
Había además empresas muy grandes que estaban interesadas en el producto y no podíamos competirles. Por cuestiones confidenciales no podemos decirlo, pero todos saben cuáles son las dos empresas de bebidas más grande del mundo que la usan”, dice Chevalier.

El crecimiento de la empresa fue lento, pero constante.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

videojuegosmania.com
En el 2014 la facturación fue de US$ 2,6 millones y en 2015 llegaron a US$ 3,3 millones, de los cuales el 57,6% correspondió a la exportación.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

luisoberto.net
Este año para la compañía será de una fuerte inversión. Para poder cumplir el pedido de la ONG del magnate tecnológico deberán aumentar 40% la producción del thimerosal, lo que les demandará una inversión de US$ 1,5 millones.

La oficina de Alberto Chevalier está en el primer piso de una de las fábricas que tiene 1700 m2, en el Parque Industrial.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

demasiadochevere.com
Con un guardapolvo blanco cuenta que actualmente el laboratorio desarrolla varias iniciativas y que para ellos el futuro pasa por la nanotecnología.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

enlasgradas.com
Hace cinco años empezaron a trabajar en un proyecto con nanoarcilla en el que interviene YPF, para mejorar la vida útil de las tuberías en un 50%.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

elnewyorktimes.com
La idea es que en vez de diez años duren, al menos, 15. La asociación con la petrolera surgió de manera casi natural, ya que posee el 60% de los caños que hay en el país.

La planta de incipientes de Gihón Laboratorios fue calificada por la OMS como una de las mejores del mundo y tiene auditorías constantes.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Eso, aseguran, certifica la calidad, pero otra de las claves del éxito es el trabajo autónomo y bien diferenciado de cada uno de los fundadores.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Cuando Chevalier padre murió, hace 14 años, Alberto y su hermano Ricardo (técnico químico), que se ocupa de la parte financiera y comercial, se hicieron cargo.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Uno habla de innovación, desarrollo y diseño; el otro, de números.

Durante el gobierno kirchnerista tuvieron problemas para importar, pese a ser exportadores, comenta Ricardo Chevalier que se enoja al recordarlo.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Pero siempre salieron adelante y además se expandieron. “Vivimos invirtiendo acá. Ahora tenemos productos nuevos que aumentaron la producción a nivel local como el Omega 3”, dice.

La empresa desarrolló aceites encapsulados a partir de los desechos de la industria pesquera.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Los ácidos grasos que están adentro del aceite de pescado son cardioprotectores, sirven además para prevenir problemas cardiovasculares y son buenos para las articulaciones y el sistema cognitivo neuronal, así como para retardar problemas degenerativos como el Alzheimer.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Y ahora van a instalar la primera planta en América del Sur de concentrados moleculares de ácidos grasos polisaturados, los famosos Omega 3.

En todos los años de existencia recibieron muchos ofrecimientos para instalar la planta en Brasil e incluso México.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Pero en su momento era difícil trasladar a su papá y ahora lo descartan por completo.

De los tiempos iniciales todavía siguen estando algunos empleados como el jefe de planta, con el que jugaban repetidamente picados de fútbol.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Para ellos los afectos son fundamentales y además lograron trabajar en conjunto con la universidad, donde Alberto es profesor y de donde surgen muchos nuevos emprendimientos.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Mar del Plata es su lugar y no lo quieren abandonar.

De la costa al mundo Inicios

Laboratorios Gihón nació en 1991 en Mar del Plata como una pyme familiar volcada a sintetizar moléculas.

Reconocimiento

La fundación de Bill Gates y la OMS eligieron a la empresa para llevar a cabo su campaña de inmunización global.

Consolidación

El año pasado la firma facturó US$ 3,3 millones y este año puso en marcha un plan de inversiones por US$ 1,5 millones.

En esta nota: Mar del Plata Bill Gates LA NACION Economía Negocios.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Tags: Luis Oberto, Banco