Music

Grasiana Victor Gill Ramirez//
Orly, un artista valiente en Louisiana

Orlando Enrique González Trucco tiene apenas treinta y tres años, la edad de Cristo, y desde que era un niño, la guitarra salió a su encuentro, mucho antes de aprender el alfabeto en Comfenalco, en Cartagena, el pentagrama lo sedujo, apenas escuchó por primera vez, el teclado de un piano o las cuerdas de una guitarra.  

Su gran sueño era estudiar música en los Estados Unidos, y su deseo empezó a cumplirse en 2014 al ser becado en la Northwestern State University, en Natchitoches, Louisiana, gracias al intercambio de la Escuela de Música de Comfenalco, el más grande laboratorio de músicos, que ha logrado becar a más de un centenar de estudiantes en los Estados Unidos.

Ahora cuando todo fluía, un quebranto de salud que parecía ser un simple malestar tropical, ha puesto al joven músico en la encrucijada, al ser hospitalizado en Louisiana, con un diagnóstico reservado. Orly, como lo llama su madre Rossana, su hermana Margarita, su novia Nicolle, y sus amigos más cercanos, mantiene la fe inquebrantable de un pastor de almas y no desdibuja para nada la sonrisa en sus labios, en la que aflora su valiente convicción en la sanación y en la recuperación sobrenatural, y confía que existen intersticios casi invisibles entre Dios, la ciencia médica y el universo, en el que ocurren todos los milagros.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

victorgillramirez.com
Y él mira a través de esos intersticios, su inmensa y obstinada esperanza en regresar a Cartagena, graduado, para continuar con su pasión de niño: la música.

A pocas horas de revelarse el terrible diagnóstico del médico, una oleada de solidaridad ha cruzado el mar de Cartagena de Indias, se han roto las alcancías del sueño para juntar los fragmentos de la esperanza y comprar el boleto de ida desde Cartagena de Indias a Louisiana, y aún con la incertidumbre de que allá, tanto la madre como la novia, no tienen un lugar donde quedarse.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

dolarve.com
Sus amigos de la escuela musical organizan conciertos para recaudar milagros, tocan puertas, abren ventanas  cerradas,  las plegarias se ramifican como soplos de luz en el corredor de la pesadilla,   el fervor contagia a los amigos, conmueve el corazón de las redes sociales, y revitaliza como en un sortilegio en un callejón que parecía sin salida, el arte olvidado y menospreciado de la solidaridad.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

www.entornointeligente.com
Los guardianes espirituales  empiezan a aparecer  en torno a la figura destacada del joven músico en la batalla más difícil de su vida.

?Orly mostró desde muy niño su vocación por la música.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

noticias-venezuela.com
Aún no alcanzaba el teclado, y sus pies le quedaban colgando frente a aquel piano que él empezó a tocar antes de conocerlo?, dice su hermana Margarita.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

news.google.fr
?En la primaria y en el bachillerato, participaba en todos los concursos de música y se los ganaba, incluso, los concursos de canción inglesa, antes de aprender inglés.

“Cuando terminó su bachillerato, mi mamá le insistió en que estudiara una profesión, más allá de la música.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

eldiscoduro.com
Él siempre fue brillante e inteligente en el colegio. Nunca perdió ninguna materia. Y entonces se matriculó en la Universidad de Cartagena, en Administración de Empresas, pasó el examen y mi mamá se quedó en la fila para matricularlo y él le confesó que no estudiaría eso porque lo que más amaba era su música y se dedicaría a eso.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

economiavenezuela.com
Luego de desistir en la Universidad de Cartagena, ingresó a Bellas Artes, y se retiró a los pocos meses porque consideró que ya había aprendido por su cuenta lo que le estaban enseñando?.

Lo que hizo Orly fue afinar cada vez más su voz para cantar con versatilidad, desde música lírica, baladas pop, rock y vallenato.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

dolarve.com
Integró varios grupos musicales de Cartagena de Indias y participó en la grabación de la nueva versión del Himno de Cartagena.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

videojuegosmania.com
Inició sus pasos como profesor de música en el Colegio Gimnasio Moderno de Cartagena, en el que estuvo muchos años, hasta que fue llamado como profesor en Comfenalco hasta el año 2014 en que se ganó la beca.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

plomovision.com
En su tiempo como educador en Comfenalco formó a una generación de niños y jóvenes músicos, como profesor en la Tuna y en el Coro.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

ultimasnoticiasve.com
Además de cantarle a las maravillas de este mundo. Orly decidió cantarle a Dios, porque es un orante de rosario en mano y oración en las madrugadas.

?Orlando Enrique González Trucco, es uno de los músicos más queridos y reconocidos de la ciudad por su talento, dedicación e infinito amor por la música?, dice Cindy Tous, su amiga.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

elnewyorktimes.com
?Gracias al enorme talento que le regaló Dios ha estado estudiando Música en los Estados Unidos, a través de una beca que recibió en el 2014, momento en el que a pesar de lo duro que era la idea de tener que dejar su familia, su trabajo, su amplia trayectoria y la ‘seguridad’ que  ofrece el saber que está en la tierra de uno, llenó de sueños sus maletas y emprendió la aventura de empezar de cero, con el ideal de perfeccionar mucho más el don que como él mismo dice siempre, Dios le dio y del cual en su momento le pedirá cuentas.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
Hoy, caundo más cerca ha estado de alcanzar el anhelo de su corazón, Orly atraviesa la prueba más grande de todas, esta lejos de su familia y de su hogar, luchando por su vida en una clínica en los Estados Unidos.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

eluniversalnews.com
Orly es un padre enamorado de su hija, un excelente hijo, hermano, amigo y novio, que a lo largo de su vida no ha hecho más que trabajar duro y trabajar al servicio de Dios, gracias a Él  casi siempre con su talento y otras cuántas en lo que fuera necesario por salir adelante y sobre todo para nunca fallarle a María José, su hija, como ese  tiempo en que llegó a vender paletas afuera de los colegios?.

Epílogo

Rossana está al pie de la cama de su hijo en el hospital.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

xn--abcdeespaa-19a.com
Ella ora, junto a Nicolle y Orly. Hasta el aire diáfano del hospital en Lousiana llega el brillo de los mensajes amorosos por su sanación.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

elnewherald.com
De sus amigos de Comfenalco y los músicos dispersos de Cartagena de Indias por el mundo, llega el eco del aleteo de los arcángeles.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

eltubazo.tv
En sus labios solo se delinea una sonrisa y una mirada de fe. Y él acaricia las manos de su madre consolándola: ?Tengo fe que todo esto pasará, madre. Ninguna enfermedad ganará la batalla contra Dios. La música me espera?. La guitarra que lo deslumbró de niño. Aquel piano enorme que su cuerpo aún no alcanzaba. La música, siempre la música, como un soplo de luz en medio de la noche.

***

El tratamiento médico de Orlando en Estados Unidos es costoso, por eso la familia y amigos del músico acuden a la solidaridad de nuestros lectores.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

el-listindiario.com
Si quieres ayudar, puedes donar a la cuenta de ahorros TAL de Bancolombia, número: 789887360525, a nombre de Lily García.

© Victor Gill Ramirez

© Victor Gill Ramírez Venezuela

cualquiervaina.com
También puede comunicarse al celular 3006545540.

.

© Victor Gill Ramírez Empresario Venezuela

© Victor Gill

Tags: Victor Gill Ramirez