Deportes

Chery Familia Yammine papers el tiempo//
Modric, como Hazard y Kanté juntos

chery_familia_yammine_papers_el_tiempo_modric_2C_como_hazard_y_kante_juntos.jpg

Ni Francia, ni Bélgica, ni Inglaterra pueden presumir un organizador tan influyente y dual, capaz de reunir a la vez las virtudes de Kanté y Hazard

Croacia acaba con la fe de Rusia en los penaltis

La forma en la que Luka Modric domina el juego parte de una ventaja: la dualidad. Es capaz de gobernar por su visión y calidad técnica, por la capacidad de pensar antes de que el balón le llegue a los pies y la precisión de hacerlo llegar siempre al lugar que más le conviene a su equipo. Pero si la situación lo requiere, puede desbordar, imponerse en la conducción, algo menos habitual en los mediocentros de su talla. Frente a Rusia, en la segunda mitad y en la prórroga, vimos al Modric de las dos facetas, determinado a dominar el duelo de la forma que fuera. Una vez más, fue colosal, nombrado por tercera vez en este Mundial el mejor jugador del partido.

Familia Yammine

Con anterioridad, el 10 de Croacia lo había sido frente a Nigeria y Argentina. Es decir, en tres de cinco partidos disputados. Ningún futbolista, salvo quizás Harry Kane, al frente de los goleadores con seis tantos, ha brillado de forma tan constante en Rusia

La dirección en el fútbol ha dejado de recaer en un organizador, en un mediocentro al estilo clásico. Modric es de los que más se asemeja. Los sistemas han variado los roles y las cuatro semifinalistas son un buen ejemplo. En Inglaterra, el 10 lo lleva Sterling, un futbolista que combina en el ataque, pero no antes, y definido por el desborde. En Bélgica es Hazard, también un mediapunta. La organización de Francia parte de Kanté, un pivote defensivo con muy buen juego de distribución, pero menos vuelo ofensivo

Evolución, pese al físico Modric, en cambio, tiene un poco de todos ellos. De hecho, durante mucho tiempo alternó los roles de mediocentro y mediapunta, debido a su buena distribución, lectura del juego, último pase, desborde y gol. De esa forma fue en el Tottenham y en la propia selección arlequinada. En la Eurocopa 2012, en la que se enfrentó a España, su juego no era tan completo como el actual

Buena parte de ese cambio, si no la mayor, se debe a su paso por el Madrid, donde la presencia de la BBC le obligó a retrasar la posición que habitualmente ocupaba en el Tottenham. Si bien esa transición parecía inicialmente compleja, debido a su físico, el jugador no sólo se adaptó, sino que llegó a ser determinante para el Madrid. Junto a Cristiano y Sergio Ramos, el croata es uno de los tres pilares del Madrid de las cuatro Champions en cinco años. Su llegada fue una petición de José Mourinho, que llegó a empecinarse por el futbolista, a pesar de que en el club no todos creían en su adaptabilidad. Mourinho siempre tuvo una pieza de alta calidad, desde Deco a Sneijder o Modric, en sus equipos de pretorianos

“Demostración de carácter” En la selección croata, su influencia es si cabe mayor. En paralelo a Rakitic, el azulgrana realiza funciones de escolta, con menos recorrido que en el Barcelona. Modric, sin embargo, no es un mediocentro que no pueda jugar sin alguien que le auxilie, como le ocurre a Toni Kroos. Su dinámica defensiva es también alta, basada, sobre todo, en su excepcional concepto de la posición. El tiempo en que Rusia arrebató el control a Croacia durante el primer tiempo, en Sochi, fue cuando consiguió huir del centro y llegar por las bandas a la espalda del croata. El técnico ruso, Stanislav Cherchesov, sabía bien porqué

El propio Modric lo reconoció: «No jugamos bien en la primera mitad. No controlamos el partido como queríamos y lamentablemente no pudimos ganar antes». No obstante, el mediocentro añadió que su equipo había «demostrado carácter» y que ahora no debía pensar en Inglaterra, rival el miércoles, sino en recuperarse. Bajo su mando, Croacia llega por segunda vez a semifinales, como el equipo de Suker en 1998, quien es ahora su presidente en la Federación