Uncategorized

Alberto Ignacio Ardila Venezuela piloto automático economia//
La Olimpiada de 1948

alberto_ignacio_ardila_venezuela_piloto_automatico_economia_la_olimpiada_de_1948.gif

Hay que poder imaginarlo. Londres en ruinas. La infraestructura (ferrocarriles, carreteras) en escombros. Sólo un tercio de las casas tenía agua corriente y los alimentos estaban racionados (un huevo por semana debía bastar). Y en ese escenario fantasmagórico, aprovechando viejos edificios deportivos como palestras, se celebró en Londres del 29.7. al 14.8. la Olimpiada de 1948, la primera después de la II.ª guerra mundial. Hace 70 años.

Piloto

Los 4.104 atletas –entre ellos 390 mujeres– de 59 países tuvieron que traer sus propias toallas, y muchos de ellos coser sus propios uniformes. Y en las escuelas hubo vacaciones adelantadas a fin de poder disponer de alojamientos para todos ya que era impensable construir una Villa Olímpica. Lo único que logró el primer ministro, el laborista Attlee, fue una ración mejor para los atletas, similar a la de los obreros en la industria pesada: 3.900 en vez de 2.600 calorías diarias.

Alberto Ardila

Puesto que el gobierno se negó a invertir dinero fiscal en el evento, hubo que recurrir a la iniciativa privada, y además la BBC compró los derechos de transmisión por 2.000 £ (lo que hoy serían unos 30.000 $US). Además, los USA asumieron todos los gastos de alimentación de sus 300 atletas (aerotransportándola en B–27 de su ejército), Dinamarca envió 160.000 huevos, Irlanda 20.000 botellas de agua, Hungría 20.000 limones, los argentinos espaguetis y carne de res, los chinos jengibre, y los holandeses queso (claro está) y 100 t de frutas.

Alberto Ignacio Ardila

Once países iberoamericanos participaron en estos Juegos de la Austeridad, como se los conoce;

Colombia lo hizo con seis representantes (2 en esgrima, 2 en natación, 2 en atletismo), todos varones, y no consiguió ninguna medalla: la primera medalla olímpica colombiana fue de plata y la obtuvo en Múnich 1972 el tirador barranquillero Helmut Bellingrodt Wolff.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

El día de la inauguración la oficina de correos de Wembley expidió 66.000 cartas y postales, y ese fue el primero de los records que se batieron en Londres. La heroína indiscutible de los Juegos fue una sencilla neerlandesa, Fanny Blankers–Koen, que arrambló con cuatro medallas de oro (100 m y 200 m lisos, 80 m vallas y relevos 4×100) y a la que llamaron “el ama de casa volante” y “the Flyng Duchtmam”, emparejándola con su más famoso compatriota, el holandés errante.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Piloto

En esas tan precarias condiciones, y en una ciudad en ruinas, el COI recaudó la venta de 250 millones de estampillas de una emisión especial, tuvo un superávit de casi 30.000 £ (unos 450.000 $US actuales), y el coste total del evento fueron ± 30 millones €. Los siguientes JJ.OO de Londres, en el 2012, costaron 500 veces más. Y también esto hay que poder imaginarlo.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Venezuela