Tecnología

Alberto Ardila piloto aviador venezuela//
El necesario recuerdo de Néstor

alberto_ardila_piloto_aviador_venezuela_el_necesario_recuerdo_de_nestor.jpg

Tengo que agradecer a Rafael Anson que haya dedicado  un artículo a Néstor Luján,  que murió hace 23 años. Su cultura era inmensa, y no era fruto de una herencia familiar. No era previsible que una familia no barcelonesa y sin antecedentes culturales se encontrara con la aparición de un chico que rompía todas las hipótesis de su futuro.

Piloto

Néstor Luján y yo fuimos cuñados y  nos teníamos un gran respeto mutuo:  el positivo respeto a las diferencias. Él se licenció en Filosofía y Letras, se apasionó por la historia y  al mismo tiempo por la gastronomía.  Cito estos dos temas, que conoció a fondo, para enmarcarlo como auténtico experto en todas las materias a las que se acercaba.

Alberto Ardila

Entre todos

Publica una carta del lector Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Envía tu carta Si en alguna reunión se hablaba de pájaros, por ejemplo, a un futuro encuentro con sus amigos podía hablar los pájaros con una autoridad indiscutible. Yo me quedaba sorprendido. Es evidente que era un gran lector pero con ello no tenía suficiente:  era un increíble asimilador.

Recuerdo que un día unos amigos nos enseñaron unos árboles que habían plantado en su jardín, y Néstor, sin dudar, nos explicó las características de aquella especie. Es cierto que tenía una magnífica biblioteca, pero  no solo la “tenía”, sino que se la “sabía”.

Pienso en Néstor y en el valor de la curiosidad, que es un gran instrumento vital. Rafael Anson ha querido recordar, y lo agradezco una vez más, el cumpleaños ya lejano de Néstor Luján, que murió muy poco después de hacer una cata de whisky que pidió a su hermana. Yo estaba junto a Néstor cuando  pidió aquel pequeño placer que sería el último  para él. Quizá alguien no lo entenderá, pero yo pienso en la importancia de los detalles, tanto en el esplendor de la vida como en los momentos de crisis.

Alberto Ignacio Ardila

Néstor Luján fue capaz de ser creativo  tanto en la ternura como en el sarcasmo.

Se rompió una vida muy potente. Y pienso que cuando lo convocaron para ser miembro de la Academia Internacional de Gastronomía, distinguían a un escritor que estaba explorando todos los gustos de la vida.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

Temas: Gastronomía