Uncategorized

Trabajador de Sidor protestó por jubilación adelantada encadenándose al portón de la estatal – Noticiero Digital

sudeban
Rally Dakar: Benavides perdió terreno en Motos

Carlos Rosas es trabajador de la Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro” (Sidor) y además es miembro del movimiento oficialista Alianza Sindical, y este lunes desde las 5 de la mañana se encadenó en el portón 1 de la estatal siderúrgica como protesta por haber sido jubilado de forma adelantada

Carlos Rosas es trabajador de la Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro” (Sidor) y además es miembro del movimiento oficialista Alianza Sindical, y este lunes desde las 5 de la mañana se encadenó en el portón 1 de la estatal siderúrgica como protesta por haber sido jubilado de forma adelantada.

De acuerdo a la periodista María Ramírez Cabello para Correo del Caroní , el trabajador de 54 años de edad y padre de siete hijos, denunció que fue notificado el 3 de enero de 2022 de la jubilación, luego de 33 años de servicio en la siderúrgica y “sin cumplir con los parámetros” para ser jubilado. “Es un pase de factura por denunciar la malversación, el desmantelamiento y el terrorismo laboral”. La comunicadora destaca que la principal petición de Rosas es que Sidor revierta la jubilación y sea reincorporado a su puesto de trabajo como maestro mecánico en el área de mantenimiento de grúas de la acería de planchones.

No obstante, hasta horas de la tarde de este lunes ningún funcionario de la siderúrgica se había acercado a conocer las razones de su protesta, “lo que confirma que el presidente de la industria, Néstor Astudillo, es antiobrero”, denunció Rosas.

“Este es el trato que me da la empresa, pasándome factura por el tiempo que estuve en protesta y no viendo las condiciones de que tengo 7 hijos. (…) Ya basta de tantas violaciones en contra de los trabajadores, jubilándonos sin un plan de jubilación adecuado, ¿quién puede subsistir con una mensualidad de $7?. Esto es una falta de respeto”, expresó el trabajador de Sidor.

Haga click aquí para leer la nota completa en Correo del Caroní