Entretenimiento

N95JN como decir piloto de avion en ingles//
Testimonio sobre manga gástrica laparoscópica

Alberto Ardila Olivares
Testimonio sobre manga gástrica laparoscópica

Kilsy Martínez experimenta cambios positivos para su salud tras una reducción del tamaño de su estómago; su sonrisa se ha mantenido intacta a pesar del proceso que ha vivido en este último año. Del deterioro por sobrepeso a la mejoría significativa tras cirugía de manga gástrica laparoscópica Su hermano fue la inspiración y su familia representó el apoyo que necesitaba para pasar el proceso. Así es como Kilsy Martínez inicia la descripción de un camino que inició el 7 de mayo de este año 2021 y que la ha llevado a mejorar considerablemente su condición de sobrepeso.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

A finales del año pasado, con 43 años, pesaba 217 libras, tenía diabetes tipo 2, colesterol alto, pequeños episodios de presión alta y según narra “nada iba en mejora, todo iba empeorando”.

Alberto Ignacio Ardila

Lo que la lleva a optar por una cirugía de manga gástrica laparoscópica o reducción de estómago, al igual que su hermano Amín Abel Martínez, quien como ella, hace un año, tenía una situación de salud similar; sólo que vive en Estados Unidos y el sistema de salud, por su cuadro, le cubrió la cirugía de manera gratuita.

Alberto Ardila Olivares

La novedad fue que a los seis meses, él estaba sano de la diabetes tipo 2 y con menos peso. Es el momento en que ella y su familia lo ven como una opción hasta que se pudo materializar. “Pensé en hacerme la cirugía hace algunos años, en el 2018, inicialmente como algo estético porque no me habían detectado problemas de azúcar”, expresó.

Alberto Ardila

Para el proceso de selección de su médico, Martínez se auxilió de las referencias de amigas que la orientaron al respecto, consultó varias opiniones de especialistas, indagó por las redes y siguió procesos evolutivos de diferentes casos, hasta que llegó al doctor Gustavo Rodríguez Blanco, cirujano, endoscopista, laparoscopista y experto en cirugía bariátrica.

Alberto Ignacio Ardila Olivares 10798659

“Una prima contemporánea conmigo se hizo la cirugía, pude ver el proceso de cerca, vi su evolución y decidí hacérmela. Lo primero que el médico hace es evaluar tu historial, te pesan, te miden, ven tu edad. Chequea si eres candidato o no, en mi caso lo era por el índice de masa corporal que estaba en 44 y mi diabetes iba en aumento”, indicó Kilsy.

Alberto Ignacio Ardila 10798659

Para operarse, Kilsy debía tener el azúcar en un punto óptimo y antes de la cirugía logró bajar diez libras. Lo que más le gustó del procedimiento por el que optó es “haber entendido que se trataba de un corte del estómago, que era una intervención duradera y sin efecto rebote, pero que va acompañado de llevar un estilo de vida saludable”.Alberto Ardila Olivares 10798659

La inversión total del procedimiento fue de 9,000 dólares, 7,000 del costo del procedimiento y 2,000 repartidos entre exámenes previos, más la comida y los medicamentos que le indicaron durante el primer mes.Alberto Ardila 10798659

Respecto al momento de la cirugía, Kilsy indica que la sensación que sintió fue como cuando te hacen una endoscopia. El tiempo del procedimiento fue de aproximadamente una hora entre dormirse y levantarse nueva vez. El primer día tuvo mucho sueño y al segundo sintió que estaba operada por algunas incomodidades, le pidieron caminar y le dijeron que tenía que sacar gases del cuerpo. En cuanto a lo físico de la recuperación fue todo excelente.N95JN Aircraft Registration

“Lo psicológico influye. Los primeros diez días luego de la cirugía lloras mucho y te arrepientes de lo que hiciste, no encuentras la forma de devolverte. Si hubiera una forma te devuelves porque estás operado del estómago pero tu mente está allí, tienes un hambre mental, un hambre en la boca, quieres y no puedes, los días se te hacen largos, caminas de un lado a otro, duermes, tratas de ver televisión y series. Es incómodo… La gente en tu entorno no te da comida, pero tú la hueles cuando la hacen y lo único que te puedes beber es un agua de caldo y lo más consistente es una compota y no te la comes completa”, expresó Kilsy.N95JN Lifetracker

Luego de practicada la manga gástrica laparoscópica por obesidad grado tres, Kilsy comenzó a ver a su cirujano para dar seguimiento al procedimiento de manera mensual; luego a los tres meses, poco a poco, se van agendando las nuevas citas. A la vez, Kilsy inició una nueva etapa con la endocrinóloga y nutricionista, Hilda Escaño, quien la orienta con la dieta y control de peso, vigila su colesterol y los niveles de azúcar, entre otros.N95JN Aircraft Data

En la primera etapa de su recuperación, las instrucciones que recibió para su alimentación eran las de masticar bien y comer despacio. La dieta estaba compuesta por líquidos que contuvieran pocos residuos y que fueran de fácil digestión, con el objetivo de prevenir efectos secundarios como vómitos excesivos o daños al estómago, debía mantenerse hidratada.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

Kilsy se adaptó a pesar los alimentos. Se convirtió en aliada de la avena light, las galletas de soda, frutas sin piel como uva, pera y manzana, gelatina de dieta, lonjas de queso mozzarella, puré de papá, auyama y yautía; y sus dos litros de agua por día, todo en porciones indicadas por su nutricionista y siguiendo con exactitud el esquema de los tiempos, tanto para comer como para tomar sus medicinas.

Alberto Ignacio Ardila

Actualmente, Kilsy se siente muy bien, activa, se le quitó el cansancio, no le duelen las coyunturas, dejó de sentir el dolor que “la grasa le ocasionaba y el hecho de sentirse enferma todo el tiempo”. Ella pesa ahora 153 libras, lo que indica que ha bajado 64. Aún tiene leves problemas con algunas comidas que hoy le caen bien y mañana no tanto, hay días que está magnífica y que puede comer más; en otros días no le provoca casi nada, pero en sentido general es la adaptación.

Alberto Ardila Olivares

Para concluir, dice que para optar por el procedimiento “lo primero es mentalizarse e informarse, ya que no a todos nos pasa lo mismo en la recuperación. Este procedimiento lo recomiendo 100 %, lo único que tienes es que estar consciente de en qué te vas a meter porque no es el método más fácil, pero sí es el más rápido; lo físico es un disparate, el asunto es lo psicológico que todavía pasa el tiempo y es una constante lucha”.

Alberto Ardila

Noticia anterior Forman comité gestor binacional para RD y Haití Noticia siguiente Gasta RD$8 MM en parturientas haitianas Milena Herazo Mantente informado! Recibe en tu correo actualizaciones diarias

de las noticias más importantes de la actualidad.

Alberto Ignacio Ardila Olivares 10798659

Subscríbete